Redes

 
 
 

Noticias

 A continuación se presenta el listado de las principales noticias:
 
 

Después de levantarse el estado de excepción por la ola invernal continúa el proceso de rehabilitación de las zonas afectadas.

La ola invernal presentada en los últimos meses en Colombia, una de las más fuertes de los últimos años, ha cobrado la vida de más de 300 personas, ha dejado a más de 60 personas desaparecidas y damnificadas a más de 2 millones.

El Gobierno Nacional ha calculado en cerca de 10 billones de pesos los daños materiales de la ola invernal por lo cual el 7 de diciembre de 2010 decretó el estado de excepción para apoyar la emergencia y mayoritariamente la reconstrucción de viviendas. El pasado sábado 22 de enero el Presidente de la República Juan Manuel Santos dio por concluido el estado de excepción y emitió 37 decretos para afrontar los estragos de la emergencia.


Al igual que en varias zonas del país el Departamento de Cundinamarca se vio seriamente afectado, allí 5.047 familias y 21.432 personas fueron afectadas, mientras en el Municipio de Soacha zona en la que Global Humanitaria opera desde 2007 beneficiando a niños de la comuna IV Altos de Cazuca, el saldo fue de 1.421 familias y 6.488 personas afectadas, de acuerdo a datos a diciembre del CREPAD. Jaime Matiz Director del CREPAD de Cundinamarca (Comité Regional de Prevención y Atención de Desastres) afirma que aun falta mucho por hacer por las personas damnificadas, y la entrega de ayuda humanitaria es solo una parte de lo que se necesita para lograr una reconstrucción de las zonas afectadas y de las vidas de los damnificados.


¿Cuál es el panorama hoy, cuando ya se levantó el estado de excepción por la emergencia ocasionada por la ola invernal que golpeo buena parte del país, puntualmente para el departamento de Cundinamarca?
“La condición climática del departamento ya ha tenido un cambio frente a la segunda temporada de lluvias del 2010, por lo tanto nos encontramos en una etapa de reconstrucción de rehabilitación. Sin embargo zonas como el Municipio de Soacha, el Municipio de Mosquera y varias veredas aledañas continúan con afectación de inundación con espejos de agua de unos 80 cms. De los restantes 115 municipios no tenemos situaciones de emergencia inmediata pero si cientos de familias afectadas.”

¿Cómo es el caso de Soacha y como viene el proceso de reubicación de las familias afectadas?

“El caso de Soacha es creo que uno de los más críticos , hay que anotar que este Municipio ha albergado a muchas personas que han tenido procesos de migración por diferentes causas, por presiones del conflicto, presiones por situaciones de emergencia y desastre dentro del contexto nacional, y también migraciones en búsqueda de una mejor calidad de vida. De tal manera que estas circunstancias agravan también la situación de los damnificados. Muchas de las personas del Municipio que se vieron afectadas tenían sus viviendas en los sectores de montaña en antiguas canteras, que se utilizaban para material de construcción, terrenos que son susceptibles a deslizamientos que por supuesto se aceleran con las lluvias como en el caso de Altos de Cazuca, Loma Linda, y La Capilla. Aun en estas tres zonas más de 1000 viviendas se encuentran en peligro después del temporal. Ya el gobierno departamental ha tomado acciones para una reubicación preventiva de estas familias, y se adelanta un proceso para la consolidación de un programa de vivienda, el Gobierno Nacional ya ha ofrecido unos subsidios de vivienda definitiva para el Municipio de Soacha y otras zonas susceptibles de reubicación. Por ahora se esta brindando un apoyo para cuota de subsidio de arrendamiento, sobre todo porque es indispensable que no se vuelvan a habitar estas zonas de peligro”.


¿Qué pasa con la zona de Altos de Cazuca, que es una zona tan susceptible a deslizamientos?
“Evidentemente esta es una zona en constante riesgo, es una zona inestable, además la vulnerabilidad física de las construcciones hace que el riesgo confluya incluso en la vulnerabilidad social misma. En este momento han bajado las precipitaciones, las lluvias, y tenemos una temporada seca, sin embargo los procesos de inestabilidad son difusos allí. Ahora por la misma temporada seca aumentan las grietas y cuando regresen las lluvias se infiltrará el agua con mucha más facilidad y comenzará otra vez el proceso de deslizamientos y la emergencia en masa. En este momento se han establecido algunos polígonos de evacuación, sin embargo hay que hacer censos muy cuidadosos, hay que visualizar la magnitud de la emergencia permanente en estas zonas”.


¿Qué pasará con estas zonas del Municipio de Soacha, como evitar que vuelvan a ser habitadas?
“Creo que es un punto muy importante, porque el Municipio tiene que hacer un esfuerzo muy grande tiene que revisar su plan de ordenamiento territorial, tiene que reconocer que son zonas no aptas para la vivienda, por ello hemos propuesto que se conviertan en bienes de uso público que conlleven a una restauración morfológica y puedan convertirse en el futuro en parques, en avenidas, en sitios en que las comunidades aledañas puedan disfrutar de un buen entorno a través de un proceso de renovación urbana”.


¿Cuanto puede tardar el proceso de reubicación de las familias afectadas del Municipio?
“Esto no debe tardar más de un año, sin embargo uno de los limitantes es la oferta de suelo urbanizable, un suelo que contemple la provisión de servicios públicos y que hace también parte de la calidad de vida de las personas. Inicialmente la reubicación se prevé dentro del territorio del mismo Municipio”.


¿A cuanto puede acender el proceso de reubicación y como se contempla en términos de calidad de vida, mas allá de la entrega de un inmueble?
“Teniendo en cuenta el indicador de la vivienda de interés social estaríamos hablando de unos 33 millones por vivienda, sin embargo este trabajo no es solo la simple reubicación hay que revisar todo lo que implica, hay que revisar las condiciones en las que estas personas viven actualmente muchos de ellos tienen caballos, algunos viven del reciclaje, por lo tanto hay que buscar una parte complementaria para que su actividad económica pueda continuar, entonces no es solamente hacer una entrega de un inmueble físico, de paredes, sino que debe estar contemplada la generación de empleo, hospitales, escuelas, centros de comercio, inclusive estación de bomberos”.


¿Cuál es la reflexión respecto a la atención de la emergencia?
“Creo que la reflexión es que en casos como el de Soacha y zonas como Altos de Cazuca que se mantienen en riesgo, hay que pensar mas allá de la asistencia inmediata, y de la entrega de ayuda humanitaria, hay que ver cuantas entidades públicas y privadas están trabajando en esta zona, y aunque vemos con muy buenos ojos este apoyo nosotros como Gobierno Departamental pues no podemos regular eso, y la sobre oferta de apoyo creo que puede canalizarse en diferentes opciones que nos ayuden también a aliviar la crisis después de la emergencia”.


MAPA WEB
Fundación Global Humanitaria, Calle 27 #6-81 Bogotá. Teléfonos de contacto (571) 3402525 / 317 5009382 / 316 4720273
Que la FUNDACIÓN GLOBAL HUMANITARIA fue constituida mediante Escritura pública N° 0007770 del 23 de julio de 1998, otorgada en Notaria 29 de Bogotá e inscrita en Cámara de Comercio el 9 de septiembre de 1998 bajo el número 00034377 del libro de las entidades sin ánimo de lucro.